Risotto

Dentro de la cocina italiana existen platillos cuya fama ha sido extendida alrededor del mundo, como el Risotto, un delicioso manjar que ha sido imitado por muchos pero nunca igualado.

El Risotto, cuyo nombre se deriva de “Riso” en italiano, es un platillo que suele servirse como un plato alternativo a la pasta o el estelar de una cena especial. Una de sus características principales es su textura cremosa, que se la da el caldo de pollo y el tipo de arroz con el que se prepare (le sugerimos el tipo Arborio) No puede faltar un sofrito de cebolla en mantequilla o aceite de oliva y la carne y/o verduras de tu elección.

Pero ¿Qué hay de su origen? Este se remonta al año 1300 cuando el arroz llegó por primera vez a la península itálica y se empezó a cultivar en la región de Nápoles. En 1574 surge la primera receta de Risotto a la milanesa, que consiste en arroz sofrito con cebolla y condimento de azafrán (que dará el color del platillo) y queso parmesano. Se dice que quien originó esta receta fue Valerio De Flandes, un constructor que trabajaba en Duomo y que el día de su boda decidió servir el arroz con azafrán, toque que sorprendió a los comensales, no sólo por el sabor sino por la brillante presentación.

Una excelente manera de disfrutar su risotto es con el maridaje indicado de vino. Para una receta con hongos y gorgonzola, recomendamos un tinto Pelissero, Albe o un Barolo, este último rico en frutos rojos, ciruela y agujas de pino.

A continuación, le dejamos una sencilla receta para practicar en casa.

Risotto a la parmesana

INGREDIENTES para 4 personas

250 gr de arroz arborio
media cebolla mediana pelada y picada menudita
2 cucharadas grandes de mantequilla
100 ml de vino blanco seco
El caldo vegetal que admita
Pimienta molida
150 gr de parmesano rallado

 

ELABORACIÓN

1.- Freímos la cebolla en la mantequilla hasta que se ponga transparente (a fuego lento).
2.- Añadimos el vino y dejamos evaporar el alcohol.
3.-Ponemos el arroz y removemos para que se impregne de las grasas y sabores y empezamos a agregar el caldo poco a poco. Un secreto del risotto es que hay que ir añadiendo el caldo ‘cuando lo pida’, cuando se haya absorbido el anterior.
4.-En total estará listo entre 15 y 20 min. después, a tu gusto (yo lo dejo unos 16 min.).
5.-Entonces se retira del fuego, se añade un poco de mantequilla y el parmesano rallado y se remueve bien para que esté cremoso pero suelto y entero.
6.-Decoramos con un poco de cebollino picado y servimos caliente.

Fuentes

http://arroz.es/recetas/origen-risotto-blog-arroz/

http://elrisotto.com/que-es-risotto/

https://divinacocina.hola.com/risotto-parmesana/

https://www.porconocer.com/italia/el-risotto-la-historia-de-otro-plato-universal-italiano.html

 

Realiza tu reservación